Blogia
mariamerce

webquest

webquest Las “WebQuests” son actividades de aprendizaje realizadas con recursos preseleccionados por el docente que se encuentran en la Red (Internet). Los estudiantes acceden a estas fuentes, seleccionan y analizan la información que contienen con el objeto de mejorar su comprensión sobre temas de tareas solicitadas. Parte de su objetivo es lograr que los estudiantes hagan buen uso del tiempo asignado para una determinada actividad. Con ese objetivo en mente, en los grados inferiores, el maestro suministra sitios en los cuales se encuentra la información; en los superiores, entrega los sitios básicos y los estudiantes deben buscar otros similares o que los complementen. En esta forma, los estudiantes se enfocan en utilizar la información más que en buscarla.

Las “WebQuests”, cada vez más utilizadas por docentes en todo el mundo, fueron desarrolladas inicialmente por Bernie Dodge. Están compuestas por seis partes esenciales: Introducción, Tarea, Proceso, Recursos, Evaluación y Conclusión. La tarea es la parte más importante de una “WebQuest” ya que tiene como misión interesar al estudiante y mantener su interés a lo largo del desarrollo de la actividad, para incrementar de esta manera su comprensión sobre el tema que se está tratando.

Una de nuestras ediciones anteriores, la número 10, estuvo totalmente dedicada a las “WebQuests” y a cómo escribirlas para que cumplan su objetivo. Los docentes pueden apoyarse en este material publicado para realizar sus propias “WebQuests”. Otro de los recursos que sugerimos es “Instant WebQuest”, sitio para crear y alojar “WebQuests”, que aunque está en inglés sus instrucciones son muy fáciles de seguir. Queremos destacar que el alojamiento es gratuito.

Las WebQuest y el Uso de la Información

Por lo extenso del tema y con el fin de poder tratarlo en profundidad, hemos decidido dividir en tres entregas el cubrimiento de las etapas finales de los modelos diseñados para desarrollar la Competencia en el Manejo de la Información (CMI). Por lo tanto, la presente es la cuarta entrega de las siete que le dedicaremos a este importante "megatema". En esta ocasión nos enfocaremos en el uso de la información mediante la aplicación de las WebQuests. La próxima edición estará dedicada a las herramientas de aprendizaje visual y en junio nos referiremos a la síntesis y la evaluación para completar así el cubrimiento de todas las partes del modelo para CMI. La última entrega sobre CMI tratará los límites de Internet como fuente de información.

Los diferentes modelos existentes para CMI dividen sus procesos entre 6 y 16 pasos, pero independientemente del numero de pasos podemos agruparlos en cuatro etapas: Prepararse para investigar, acceder a los recursos, procesar la información y transferir el aprendizaje (Ver el Comentario Editorial de la edición 8). El modelo Big 6, uno de los más utilizados actualmente, divide en seis pasos su proceso: Definición del trabajo, Estrategias para buscar la información, Localización y acceso, Uso de la información, Síntesis y por último Evaluación. En la edición anterior cubrimos los tres primeros pasos de este modelo y la presente la dedicamos a las WebQuest, un tipo de Actividad de Aprendizaje Basado en Internet muy popular en el mundo y poco conocida en nuestro medio. Esta herramienta se utiliza para fortalecer las habilidades en el uso de la información que se encuentra en Internet.

El objetivo fundamental de las WebQuests es lograr que los estudiantes hagan buen uso del tiempo y se enfoquen en la utilización de la información más que en buscarla. Creemos que el material aportado en esta nota editorial unido a otros elementos complementarios como las "Cinco Reglas para Escribir una Fabulosa WebQuest" constituye un buen punto de partida para que los docentes empiecen a crear sus propias WebQuests.

Una forma de preparar a los estudiantes para el futuro es implementar el Aprendizaje Apoyado en Internet que utiliza con propósitos educativos la información publicada actualmente en la Red. Los estudiantes tienen hoy, como nunca antes, la posibilidad de consultar fuentes primarias de información y conocer diferentes puntos de vista sobre un mismo hecho. Esta situación contrasta con el uso de los libros de texto tradicionales que ofrecen solo la visión de su autor con sus posibles sesgos.

Las Actividades de Aprendizaje Basadas en la Red son una de las posibilidades que ofrece el Aprendizaje Apoyado en Internet y tienen tres características básicas. Primero, sus actividades pueden desarrollarse en el transcurso de una clase y cubrir un tema muy específico o desarrollar todo un modulo a lo largo de un tiempo mayor. Segundo, actividades de este tipo, bien diseñadas, permiten interesar al estudiante y mantener su interés a lo largo de toda la actividad logrando incrementar su comprensión sobre el tema tratado. Por último, una vez construida cualquier Actividad Basada en la Red es relativamente fácil actualizarla y darle una nueva connotación acorde con las necesidades del currículo o de los estudiantes.
Las WebQuests fueron desarrolladas inicialmente en la Universidad de San Diego (1995) por Bernie Dodge con la colaboración de Tom March para ayudar a los profesores a integrar el poder de Internet con el aprendizaje de los estudiantes. Usualmente involucran el trabajo en grupo con la división de labores entre los estudiantes, quienes deben tomar papeles específicos o puntos de vista. Además, se construyen con base en recursos preseleccionados por el profesor. De esta forma se asegura que los estudiantes invertirán su tiempo en usar la información, no en buscarla.

Una WebQuest se compone de seis partes esenciales: Introducción, Tarea, Proceso, Recursos, Evaluación y Conclusión.
La INTRODUCCIÓN provee al estudiante la información básica, lo orienta sobre lo que le espera y suscita su interés a través de una variedad de recursos. La meta de la introducción es hacer la actividad atractiva y divertida para los estudiantes de tal manera que los interese y mantenga este interés a lo largo de la actividad. Los proyectos deben contarse a los estudiantes haciendo que los temas sean atractivos, visualmente interesantes, parezcan relevantes para ellos debido a sus experiencias pasadas o metas futuras, importantes por sus implicaciones globales, urgentes porque necesitan una pronta solución o divertidos ya que ellos pueden desempeñar un papel o realizar algo.

La TAREA es una descripción formal de algo realizable e interesante que los estudiantes deberán haber llevado a cabo al final de la WebQuest. Esto podría ser un producto tal como una presentación multimedia, una exposición verbal, una cinta de video, construir una pagina Web o realizar una obra de teatro. Una WebQuest exitosa se puede utilizar varias veces, bien sea en salones de clase diferentes o en diferentes años escolares. Cada vez la actividad puede ser modificada o redefinida y se puede desafiar a los estudiantes para que propongan algo que vaya más lejos, de tal manera, que sea más profunda que las anteriores.

La tarea es la parte más importante de una WebQuest y existen muchas maneras de asignarla, por ello publicamos en el Tema del Mes un documento creado por Bernie Dodge llamado "Tareonomía del WebQuest: Una taxonomía de las Tareas". En él se describen los 12 tipos de tareas más comunes y se sugieren algunas formas para optimizar su utilización.

El PROCESO describe los pasos que el estudiante debe seguir para llevar a cabo la Tarea, con los enlaces incluidos en cada paso. Esto puede contemplar estrategias para dividir las Tareas en Subtareas y describir los papeles a ser representados o las perspectivas que debe tomar cada estudiante. La descripción del proceso debe ser relativamente corta y clara.

Los RECURSOS consisten en una lista de sitios Web que el profesor ha localizado para ayudarle al estudiante a completar la tarea. Estos son seleccionados previamente para que el estudiante pueda enfocar su atención en el tema en lugar de navegar a la deriva. No necesariamente todos los Recursos deben estar en Internet y la mayoría de las WebQuest más recientes incluyen los Recursos en la sección correspondiente al Proceso. Con frecuencia, tiene sentido dividir el listado de Recursos para que algunos sean examinados por todo el grupo, mientras que otros Recursos corresponden a los subgrupos de estudiantes que representarán un papel especifico o tomarán una perspectiva en particular.

Algunos modelos para realizar WebQuests proponen en este punto la dirección o guía que el docente pueda brindar a sus estudiantes para explicarles la forma de administrar su tiempo a lo largo del desarrollo de la Tarea. Mediante la construcción de ayudas visuales como Mapas Conceptuales o diagramas que sirvan como bitácora, se muestra al estudiante la forma de conducir la realización de la tarea.

La EVALUACIÓN es una adición nueva en el modelo de las WebQuests. Los estándares deben ser justos, claros, consistentes y específicos para el conjunto de Tareas. Una forma de evaluar el trabajo de los estudiantes es mediante una plantilla de evaluación (Rubric en inglés). Este se puede construir tomando como base el "Boceto para evaluar WebQuests" de Bernie Dodge que permite a los profesores calificar una WebQuest determinada y ofrece retroalimentación específica y formativa a quien la diseñó. Muchas de las teorías sobre valoración, estándares y constructivismo se aplican a las WebQuests: metas claras, valoración acorde con Tareas especificas e involucrar a los estudiantes en el proceso de evaluación.

Por último, la CONCLUSIÓN resume la experiencia y estimula la reflexión acerca del proceso de tal manera que extienda y generalice lo aprendido. Tal como se menciona en un articulo de la sección 'Ed Online' del sitio Web 'Thirteen' "Se aprende haciendo, pero se aprende mejor hablando acerca de lo que se ha hecho". En esta sección, el profesor puede animar a los estudiantes para que sugieran algunas formas diferentes de hacer las cosas con el fin de mejorar la actividad.

Las WebQuests pueden aplicarse a un amplio rango de temas, pero ellas no son igualmente apropiadas para todo. No se debería utilizar una WebQuest para enseñar diferencias de hora entre países, símbolos químicos de la tabla periódica o las banderas de los departamentos de Colombia. En otras palabras, no deben usarse para enseñar temas cuya información se base en datos puntuales; incluso, sí fuera posible localizar páginas Web que cubran esos temas.

El mejor uso de las WebQuests se aplica a temas que no estén muy bien definidos, tareas que invitan a la creatividad y problemas con varias posibles soluciones. Son ideales para temas como:
¿Cuáles son la principales diferencias culturales entre dos países?

¿Qué acciones se pueden adelantar para conservar el agua?

¿Qué debería hacerse para proteger un determinado ecosistema?

El principal obstáculo para diseñar una WebQuest consiste en encontrar el tiempo necesario para realizarla. Como primera medida, requiere aprender a utilizar algunas nuevas herramientas y algunos docentes no disponen del suficiente tiempo libre para concluirla. Sin embargo, lo alentador es que una vez realizada, la mayor parte del trabajo está hecho y relevado el profesor de ser la principal fuente de nueva información en la clase, puede dedicarse a trabajar con los estudiantes a manera de entrenador. Muchos profesores se sienten más a gusto con este papel que siendo el "sabio en el centro del escenario".

Otras propuestas de Actividades de Aprendizaje Basadas en la Red incluyen modelos similares que consumen un tiempo menor para construirlas; incluso, plantean sus propias versiones reducidas de las WebQuests. Un ejemplo de ellas son las MiniQuests que se reducen a Escenario, Tarea y Producto, simplificando la estructura en estos tres pasos. En EDUTEKA creemos que las MiniQuests pueden ser utilizadas por los maestros que apenas se inician en la creación o aplicación de las WebQuests. Como Recomendado en esta edición presentamos una guía de las diferencias entre una WebQuest y una MiniQuest. También ofrecemos una lista de enlaces muy útil para localizar la información necesaria cuando se desea construir su propio WebQuest o MiniQuest.
Los Nueve Estándares de la Competencia en Manejo de Información

Competencia en el Manejo de Información

Estándar 1: El estudiante competente en el manejo de información accede a la información de manera eficiente y efectiva.

Estándar 2: El estudiante competente en el manejo de información evalúa la información crítica e idóneamente.

Estándar 3: El estudiante competente en el manejo de información utiliza la información de manera creativa y precisa.

Aprendizaje Independiente

Estándar 4: El estudiante que aprende independientemente es competente en el manejo de información y se interesa por información relacionada con sus intereses personales.

Estándar 5: El estudiante que aprende independientemente es competente en el manejo de información y valora la literatura y las otras formas de expresión creativa.

Estándar 6: El estudiante que aprende independientemente es competente en el manejo de información y se esfuerza por alcanzar la excelencia en la búsqueda y generación de conocimiento.

Responsabilidad Social

Estándar 7: El estudiante que contribuye positivamente a la comunidad de aprendizaje y a la sociedad es competente en el manejo de información y reconoce la importancia de la información en una sociedad democrática.

Estándar 8: El estudiante que contribuye positivamente a la comunidad de aprendizaje y a la sociedad es competente en el manejo de información y se comporta de manera ética en lo que respecta a la información y a las Tecnologías (TICs)

Estándar 9: El estudiante que contribuye positivamente a la comunidad de aprendizaje y a la sociedad es competente en el manejo de información y participa efectivamente en grupos que buscan y generan información.

EVALUACIÓN CRÍTICA DE UNA PAGINA WEB
Para niveles de enseñanza primaria, media y secundaria

Razones de Peso para Evaluar

Internet se ha convertido en una de las principales fuentes de información y por esto se hace necesario advertir a los estudiantes sobre la importancia de evaluar lo que allí se encuentra para que sea realmente valioso en sus investigaciones. No se trata de desechar este medio por el simple hecho de encontrarse en él información inexacta, se trata más bien de enseñar a desarrollar el criterio para diferenciar lo útil de lo que no lo es. Con este objetivo presentamos en este documento las principales razones para valorar la información obtenida de Internet, acompañadas de tres plantillas que facilitan llevar a cabo esta evaluación y que corresponden a los grados de enseñanza primaria, media y secundaria.

Naturaleza de Internet
Por su misma naturaleza, Internet fue diseñado para permitir el intercambio ilimitado de información. No existen reglas o procedimientos que gobiernen el tipo o la calidad de la información que una persona o entidad pueda poner en Internet. Los sitios de la Red pueden contener información basada en hechos, opiniones, datos, ideas, publicidad, auto promoción, o fines comerciales. Cualquiera que pueda crear su propia página Web o que pueda pagar a alguien para crearla, puede poner información en Internet. Cada persona no solo selecciona el tema sobre el cual desea escribir, sino que también decide el diseño de la página y hasta qué punto la información suministrada tiene credibilidad.

Falta de Control
Cuando los libros de referencia se adicionan a una biblioteca, previamente han sido evaluados por medio de mecanismos de revisión utilizados consistentemente durante muchos años. Estos mismos libros, antes de su publicación, fueron sometidos a una evaluación crítica por parte de un impresor y un editor. En la mayoría de los casos estos procesos aseguran al público que las nuevas adiciones contienen información de calidad. Los sitios de Internet no están sometidos, ni a este, ni a ningún otro tipo de monitoreo antes de formar parte de la World Wide Web. Los Gobiernos de algunos países están luchando para establecer formas de controlar el acceso a los sitios de Internet. Se han hecho también muchos intentos para asegurar que los usuarios tengan acceso a sitios adecuados y de calidad. Sin embargo, ninguno de estos grupos tiene el poder para lograr que la gente elimine o corrija la información que está en la red, como tampoco tienen el poder para limitar el acceso a sitios considerados inadecuados.

Movilidad Inmediata de la Información
"Hacer aparecer como verdadera una comunicación en línea (on line) es mucho más fácil que si se tratara de un mensaje tradicional impreso. Una carta falsa escrita en papel requiere no solamente falsificar la firma, sino que no puede hacerse circular tan rápidamente" (Matzkin, J.)
El aspecto más maravilloso y útil de Internet es que una persona puede encontrar la información más actualizada de manera inmediata y desde cualquier lugar del mundo, en relación a cualquier tema, con solo hacer clic en el ratón. ¿Dónde más podría uno encontrar la estadística de la población del mundo actualizada al minuto o artículos noticiosos sobre los titulares del día y que cambian cada hora, o una entrevista con un líder militar del país de oposición mientras que dos naciones se encuentran en medio de un conflicto? Sin embargo, al tiempo que valoramos la inmediatez de Internet, debemos también evaluar críticamente la información que recibimos por éste medio porque no toda es verídica.

Métodos de Evaluación
Para aproximarnos mejor al tema de la evaluación de los contenidos de Internet en el salón de clase, se hace necesario desarrollar un método de instrucción. Este método debe incluir cuatro áreas que van a facilitar el que los estudiantes se conviertan en pensadores críticos de la información existente en la Red.
La primera área tiene que ver con la capacitación que debe recibir el estudiante sobre la necesidad de evaluar la información. Este paso incluye educación sobre los diferentes aspectos que tiene la evaluación de contenidos de Internet. El segundo paso tiene que ver con enseñar técnicas que se pueden utilizar para evaluar la información y debe incluir además el conocimiento de indicadores y métodos para llevarla a cabo. El tercer paso consiste en llevar a la practica los métodos aprendidos. Estas prácticas pueden realizarse en cabo en varios sitios de la Red mediante trabajos de clase. Para terminar, se debe evaluar en los estudiantes las habilidades aprendidas. Esto último pretende que el educador tenga la certeza de que los estudiantes entienden como deben utilizar la información que han descubierto.

Una vez que los estudiantes hayan sido expuestos a un currículo como este, deben haber desarrollado las habilidades que les permitan convertirse en usuarios de Internet que actúen a la defensiva. Sin embargo, como maestros debemos seguir observando cuidadosamente la información a la que acceden.

Tomar conciencia sobre la necesidad de evaluar es el paso más importante cuando se enseña a los estudiantes a evaluar la información de Internet. Muchos de ellos no son conscientes de la posibilidad de encontrar información inexacta. Los estudiantes no perciben de manera espontánea que existe la necesidad de cuestionar la información de la Red. Por lo tanto, deben saber que no existen evaluadores de ésta información y que cualquiera puede publicar cualquier cosa respecto a cualquier tema. Al tratar este punto es aconsejable mostrar a los estudiantes varios ejemplos de sitios de Internet que contienen información inexacta. También se pueden realizar comparaciones entre investigaciones previas adelantadas con materiales impresos e información que sobre el mismo tema hayan encontrado en Internet. Por ejemplo existe un sitio en la Red que habla de que el Holocausto no existió y da razones para ello. Este tipo de sitios debe servir para que los estudiantes utilicen sus conocimientos y lo que han aprendido sobre evaluación para determinar que la información es falsa. El ejemplo es un poco extremo pero al menos sirve para que el estudiante se de cuenta de que hay información falsa en la Red y esté atento de lo que puede encontrar.

Otra manera de enseñar a los estudiantes la necesidad de evaluar puede ser el que comparen la información que sobre el mismo tópico encuentren en sitios diferentes de la Red. Por ejemplo, si volvemos al tema de buscar información sobre el Holocausto con seguridad encontrarán cientos de sitios diferentes que se ocupen de este. Tan pronto los estudiantes comiencen a comparar la información de cada uno de los sitios, con seguridad van a encontrar discrepancias de mayor o menor grado entre ellos. Esto tiene varias explicaciones pero para el tema que nos atañe sirve como demostración de lo importante que es evaluar la información que se encuentra en Internet.

Es posible que exponiendo a los estudiantes a estas discrepancias podamos empezar a mostrarles que ellos deben ser usuarios responsables de la gran cantidad de información a la que pueden acceder. Una forma adicional de aumentar la conciencia sobre este tema sería informar a los estudiantes sobre la cantidad y diversidad de motivos que tienen los individuos y compañías para publicar en Internet. Así verían que existen diferentes motivaciones como: propaganda, publicidad, búsqueda de apoyo, recreación, información sobre educación escolar, educación superior, etc. Cada una de estas categorías hace que las personas presenten la información de forma diferente. Deben tomar conciencia los estudiantes de que este tipo de ejemplos se puede encontrar también en libros y revistas o en Internet. La gran diferencia entre la información impresa y la de Internet es que la primera tiene fuentes como los editores e impresores que evalúan su información y contenido.
Las anteriores son razones más que poderosas para enseñar a los estudiantes a evaluar la información que obtienen de Internet.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres